Alexander Fleming


Alexander Fleming nació el 6 de agosto de 1881 Gran Bretaña, en una familia campesina escocesa. Fue el tercero de los cuatro hijos. Tras la muerte de su padre, Fleming recibió una educación bastante rudimentaria de la que obtuvo unos valores inmensos que luego le caracterizaron.

Cuando cumplió los trece años, se trasladó a vivir a Londres con un hermanastro que ejercía allí como médico. Completó su educación con dos cursos y empleándose luego en las oficinas de una compañía naviera. Sin embargo, su gusto por la vida militar le llevó a intervenir en la Primera Guerra Mundial como oficial del Royal Army Medical Corps en Francia.

A los veinte años, la herencia de un pequeño legado le llevó a estudiar medicina. Obtuvo una beca para el St. Mary’s Hospital Medical School de Paddington. En 1906 fleming_alexander_3 (1)entró a formar parte del equipo del bacteriólogo sir Almroth Wright, con quien estuvo asociado durante cuarenta años. En 1908 se licenció, obteniendo la medalla de oro de la Universidad de Londres.

La carrera profesional de Fleming estuvo dedicada a la investigación de las defensas del cuerpo humano contra las infecciones bacterianas. Logró conseguir dos descubrimientos importantes: la lisozima y la penicilina.

Ambos están relacionados entre sí, ya que el primero de ellos tuvo la virtud de centrar su atención en las substancias antibacterianas que pudieran tener alguna aplicación terapéutica.alexander_fleming (5)

El descubrimiento de la penicilina fue el resultado de una observación de Fleming sobre unas colonias de estafilococos que no estaban afectadas por una bacteria. Fleming consiguió aislar el hongo que provocaba esta situación y  supo sacar partido de los limitados recursos a su disposición para poner de manifiesto las propiedades de dicha substancia.

Gracias a esto, se han conseguido salvar millones de vidas.

Fuentes:

Muy historia

Biografias y vidas

Autora: Celia Triviño Saiz